Advierten que podría haber desabastecimiento de alimentos en todo el país

La preocupación surge de un trabajo conjunto del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) y la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) en el marco de la suba de la cotización del dólar y de las medidas que endurecen el cepo a la divisa norteamericana. Afirman que ya hay incrementos de precios que superan la suba del dólar paralelo y que habría una retracción del 40 % en insumos y en productos importados.

Luego de conocerse las medidas del Banco Central con las que el Gobierno Nacional dispuso el endurecimiento del acceso al dólar a más empresas, surgieron serios inconvenientes en sectores relacionados directamente con la industria alimentaria, no solo directamente sobre los productos del exterior, sino también sobre aquéllos que utilizan insumos importados para los empaques.

Miguel Calvete, Director de INDECOM explicó que «la imposibilidad de acceder a la compra de divisas acarrea inevitablemente una complicación para importar materias primas y productos manufacturados de origen extranjero que tienen una presencia permanente en la mesa de los argentinos».

En ese marco, el especialista reconoció que «el sector frutihortícola aparece a priori como uno de los más complicados, al igual que el sector lácteo, las salsas, vinos en cartón y el de los enlatados en todos sus rubros».

En detalle, se sabe que la comercialización de bananas y paltas es en su mayoría importada, al igual que el atún y las sardinas, entre otras, que además utilizan el sistema importado de abrefácil, mismo mecanismo que comparten con muchas bebidas en lata.

En el caso de los lácteos y salsas, el sistema de tetra pak también es importado en su mayoría, lo que puede producir un faltante notorio de uno de los principales alimentos de la canasta básica alimentaria.

En ese sentido, Calvete reconoció que muchos puntos de venta «ya están recibiendo poco más de la mitad de los productos que habían solicitado» y agregó que «eso se debe a que las industrias están segmentando las entregas ante la incertidumbre que generó la disposición oficial conocida el pasado lunes».

Por otro lado, el análisis de ambas organizaciones sobre un total de nueve productos que integran la canasta básica de alimentos arrojó que en la mayoría de los casos, las subas de precios en dólares fueron superiores al incremento que sufrió esa divisa en la última semana.

En detalle, el trabajo señala que siguiendo la suba del dólar blue, la leche en sachet de 1 litro debería costar U$S 0,58, pero cuesta U$S 0,68, el aceite de girasol de 900 cc debería valer U$S 1,73 y cuesta U$S 1,75 y el pan de molde integral de 350 grs, que debería presentar un precio de U$S 1,34, en las góndolas se observa a U$S 1,37, entre otros. El estudio se realizó durante los últimos 4 días sobre folders digitales y webs oficiales de las principales cadenas de supermercados del país.

Finalmente, Miguel Calvete señaló que «si no se toman medidas urgentes, la situación se va a ir agravando cada vez más con el paso de los días» y cerró diciendo que «también se puede proyectar un crecimiento de precios aún más pronunciado en aquellos productos en los que se registren faltantes».

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s